Porque es buena idea apuntarse a un curso atencion sociosanitaria

atencion-sociosanitaria

Tanto teóricamente como de manera práctica, en un curso atencion sociosanitaria los alumnos aprenden todo lo relacionado para trabajar en instituciones, donde formarán parte de un equipo multidisciplinar que sigue unos planes de actuación con los pacientes.

En cada caso se estudia la situación integral del paciente y se establecen las pautas a seguir dentro del marco de actuación para estos casos. Y los técnicos aprenden a desarrollar el programa que se lleva a cabo en los centros, para lo cual realizan un módulo más o menos intensivo de prácticas reales en los propios establecimientos.

Pueden conseguirlos gracias a empresas como Cesi Iberia: http://www.cesi-iberia.com/

Cuando se trata de atención en domicilios, los alumnos aprenden a desarrollar las líneas de actuación con cada paciente, pero también en colaboración con sus familias y cuidadores.

En ambos ámbitos de aproximación a la atencion sociosanitaria, los profesionales que salen de las escuelas con su título salen con la idea de prestar ayuda a los pacientes para mejorar su calidad de vida, evitando en lo posible la hospitalización de estancias más prolongadas. Saben que deberán ocuparse tanto de su higiene, como de su curación en caso de sufrir heridas, y de paliar su situación anímica prestando apoyo anímico y compañía.

Esto significa que los centros e instituciones públicas y privadas que se ocupan de prestar servicios sociosanitarios son más cada vez y con una dedicación más profesional y cualificada. Lo cual hace que no existan establecimientos cuyos técnicos no estén en posesión de su título para poder ejercer.

Actualmente son varios los módulos que se imparten en el área sanitaria para instituciones y para atención en domicilios. Tanto en teoría como en práctica, llevados a cabo en los propios centros concertados, los estudiantes ganan capacitaciones para adquirir el título que requiere la Administración y que acredita haber obtenido los conocimientos teóricos y prácticos para trabajar en esta área profesional de la salud.

Estos estudios se realizan a través de centros formativos homologados por el SEPE (Servicio de Empleo Público Estatal), que conceden los títulos conforme dicho plan. Los cursos atencion sociosanitaria son obligatorios para optar a trabajar en empresas privadas y públicas dedicadas a la salud.

Si crees que pueda interesarte, podrás pedir informaciones y si ve que te convence y es lo tuyo, el siguiente paso será la formación que finalizará con la entrega de un título que certifique tu experiencia.

Hoy el barman eres tú

Si te gusta salir con tus amigos y disfrutar de cócteles y otras bebidas en los locales de moda seguro que has notado que una misma bebida puede saber muy diferente según quién la prepare. Y es que además de los ingredientes, la mano de la persona es fundamental para que un cóctel quede como es debido.

Cualquier persona que disfrute de tomar una copa de calidad debería de aprender a preparar sus propios tragos y los de sus amigos porque disfrutar de tomarse algo en casa es una alternativa estupenda para esos días en los que no apetece salir o para cuando no apetece gastar demasiado dinero en locales.

¿Qué necesitas para convertirte en un gran coctelero?

Es muy fácil, no necesitas demasiadas cosas, estas son las más básicas y las que te ayudarán a que todo salga bien:

– Las bebidas. Dependiendo de qué quieras hacer necesitarás unas bebidas u otras, tanto alcohólicas como refrescos. Por tanto, decide que cócteles quieres crear y compra las bebidas que necesites.

– Necesitas un medidor para bebidas. Igual que cuando vas a hacer un bizcocho pesas los ingredientes o los mides con una jarra medidora, debes de hacer lo mismo con tus cócteles ya que las proporciones son la clave para que todo salga bien. Si quieres preparar un buen mojito tienes que saber cuánto ron estás poniendo porque hacerlo a ojo hará que nunca te salgan dos iguales.

– Necesitas un removedor. ¿Recuerdas cuando James Bond pedía su Martini revuelto y no agitado? Pues para revolver las bebidas se utiliza un removedor, que puede ser metálico y para usar en exclusiva quién las prepara o desechable, colocándose uno en cada vaso de bebida.

– Una coctelera. Por supuesto, necesitas una coctelera para agitar bien las bebidas que así lo precisen. La mayoría de los cócteles, como su nombre indica, se hacen en este tipo de aparatos. Lo ideal es contar con dos para poder trabajar más rápido, pero dado que con tus amigos las prisas no van a ser un problema, puedes comenzar con tan solo una.

– Hielo y picadora. El hielo es básico en casi todas las bebidas y muchos cócteles se hacen con hielo picado. Para eso puedes utilizar una batidora de vaso con potencia o una picadora de hielo casera.

– Cuencos para los ingredientes adicionales. Debes de tener a mano las cerezas confitadas, los limones, las naranjas etc. Para quedar como un profesional, mejor todo en cuencos y listo para usarse.

Consejos para buscar piso compartido cuando eres estudiante

compartir-habitacion-estudiantes

Comenzar la universidad es uno de las mejores etapas de la vida que toda persona puede experimentar. Aunque es cierto que, en la mayoría de los casos, se inicia con dejar atrás una cantidad de comodidades que ofrece nuestro hogar para comenzar a vivir nuestra independencia. Por eso, debemos tener en cuenta una cantidad de criterios a la hora de escoger un piso y en este post te ayudaremos a escoger el más adecuado con los siguientes tips.

  1. Escoge la zona donde te residenciarías

A la hora de encontrar piso compartido debes tener clara tu zona de influencia. Variables como la cercanía a la universidad, paradas de transporte público terrestre o subterráneo, farmacias, supermercados o zonas de recreación debes tomarlas en cuenta antes de decidirte por cualquier sitio. A menudo en los periódicos de circulación regional destacan avisos clasificados con una breve descripción, apunta el número telefónico y planifica una visita. Ten presente que ahora existen páginas web dedicadas a este negocio y aplicaciones para tu celular que te facilitan el trabajo en la búsqueda de piso.

  1. Planifica tu presupuesto

La elección de un piso determinado está ajustada a tu presupuesto; por eso, debes establecer un tope hasta donde puedes pagar. Si el presupuesto es alto no está demás que cuando encuentres el piso que te conviene negocies el precio con los dueños o compañeros de piso. Cuando te toque evaluar esta situación toma en cuenta estas variables: las condiciones del piso (tamaño, cama, baño privado y derechos a lavar y cocinar), la distancia al campus o aldea universitaria, la distancia de las paradas de autobuses y las zonas comerciales más cercanas. Todo esto influye en el precio final del alquiler del inmueble. Si un piso es elevado para tu presupuesto pero cumple con la mayoría de las opciones que te facilitan el día a día, una opción válida es valorar la alternativa de compartir la habitación. Es opcional y solo tú tienes la última decisión.

  1. Con quién compartirás piso o habitación

Los compañeros de piso son un factor determinante porque con ellos pasarás una cantidad de tiempo valiosa. Sus costumbres deben ser similares a las tuyas, de lo contrario habrá momentos tensos sobre todo si te gustan las cosas organizadas y limpias. El respeto a tus pertenencias es esencial al igual que tú debes respetar lo ajeno. Por eso antes de establecer formalmente un contrato pregunta por las normas para convivir en el piso, estas te ayudarán a despejar un poco las dudas para poder enfrentar lo desconocido.

Si tienes dudas sobre el piso compartido a elegir, utiliza el mecanismo de prueba por un tiempo determinado en una residencia. De esta manera, sabrás si te adaptas a tus compañeros, si las normas de convivencia son afines a tus valores y si la ubicación geográfica es tan práctica como pensabas al inicio.

Las ventajas de un año escolar en Irlanda

año escolar en irlanda

A la hora de elegir agencias que organizan programas tipo el que prevé pasar un año escolar en Irlanda, es aconsejable comprobar si incluyen la gestión de vuelos, traslados, material escolar como libros y también el uniforme en caso de que el centro lo exija. Estas cuestiones son importantes tenerlas en cuenta porque, aunque el  precio refleje estos conceptos, facilitan enormemente la labor a las familias, ya que cuentan con todo ello incluido.

Por otro lado, la entrevista y prueba de nivel de idioma es el primer paso. Suelen incluir seguros médicos, supervisión del cumplimiento del programa elegido, y seguimiento personalizado del alumno a través de elaboración de informes que son remitidos a la agencia y a las familias.

Para las estancias en familia, los alumnos deben adaptarse a las costumbres y a los horarios, siendo acogidos en la casa como uno más. Sin embargo, cada vez más perfiles de familias colaboran con los programas de acogida, pudiendo ser una familia sin hijos, divorciados o parejas de mayor edad que ya no conviven con los hijos.

En el ámbito educativo y estudiantil internacional existe una imagen sobre la excelencia de la calidad en la formación en esto país, algo que se ha extendido con idéntico criterio entre los españoles que planean pasar un curso escolar allí.

El objetivo es disfrutar de esta experiencia educativa a partir de los 13 años, edad a partir de la cual es posible asimilar la enseñanza en otro idioma, como puede ser el inglés en este caso. Como sabemos Irlanda es un país que, por sus características que identifican a la filosofía de vida de este país y sus valores sociales que están catalogados como de los más elevados del mundo, atrae muchos estudiantes que desean pasar un año academico en el extranjero.

Con estas premisas acuden las familias españolas a las agencias especializadas en organizar cursos en el extranjero, con la ayuda destacada que brindan aquellas que se centran sobre todo en Irlanda, en este caso.

A resultas de ello, el usuario que toma elección por pasar un tiempo en otro país con la idea de aprender, mejorar y practicar el idioma, así como conocer más gente y una nueva cultura. La experiencia se convierte en una manera eficaz y formativa a la vez que lúdica y vital, porque se pueden elegir también otras clases que, para la mayoría de los alumnos, resultan interesantes y poco comunes.