Una compañía eléctrica para cada tipo de usuario

No cabe duda de que la factura de la luz es una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Principalmente por el alto coste de la misma y la dificultad para ahorrar en este recibo. Sin embargo, con la liberalización del mercado cada es hay más compañías eléctricas que ofrecen diferentes opciones y diferentes tarifas. Sin embargo hay algunos consejos que te vendrán bien, toma nota.

 

Las tarifas de luz

Es cierto que dependiendo de tus patrones y hábitos de consumo te convendrá más un tipo de tarifa u otra. Las compañías eléctricas sueles ofertas tarifas de todo tipo, incluso hay compañías que aseguran regalarte la energía un día a la semana.

Sin embargo la compañía que le conviene a casi el 90% de usuarios es la 2.0DHA, la tarifa de discriminación horaria. Sí, la antes conocida como tarifa nocturna. Es muy probable que a ti, como consumidor medio te convenga este tipo de tarifa, así que comprueba que la compañía eléctrica a la que te vayas a cambiar pueda ofrecértela si la quieres contratar.

 

La potencia eléctrica adecuada

Hay compañías que aplican un margen comercial sobre la energía para obtener su beneficio. Otras, lo aplican a precio de la potencia. De forma que a más potencia contratada o a más energía consumida (a veces tienen beneficio sobre ambos términos) más ganan ellos.

Por eso ajustar la potencia eléctrica a la que estrictamente necesitas es esencial para ahorrar en la factura y pagar solamente por lo que necesitas. Algunas aseguran que como mínimo necesitas 5,75 kW, sin embargo es posible que puedas bajar potencia de luz si no tienes demasiados aparatos eléctricos.

 

La compañía eléctrica adecuada

Para muchos encontrar la mejor oferta o el mejor descuento es la prioridad número uno. Sin embargo debemos entender que no todo el ahorro está en el precio.

Muchas compañías ofrecen descuentos sobre precios originalmente inflados, o ligados a la contratación de servicios extra o permanencias que quizás no nos convengan.

Otras comercializan energía de origen renovable certificada. Y otras incluso desligan su beneficio del precio de la energía y potencia (que pagas a precio de coste) cobrando una especie de cuota fija. También hay nuevos modelos que apuestan por la asesoría energética, dando consejos a los clientes para ahorrar energía cambiando el modelo de compañía eléctrica tradicional.

 

Lo que está claro es que hay compañías para todos los consumidores. Para los que buscan el mejor precio, los que buscan ser más ‘eco, los que quieren tomar el control de su consumo y hasta los que quieren unificar facturas de gas y luz. El caso es encontrar la que mejor se ajusta a tu consumo.

Planes de autoproteccion para lugares de trabajo

planes de autoproteccion

La seguridad en el lugar de trabajo está regulada por la Ley.

El texto oficial establece la seguridad en el trabajo, que incluye los planes de autoproteccion. Los que se ocupan de ellos, tienen la responsabilidad de, entre otras cosas, establecer programas y metas para la mejora de la seguridad y salud de los trabajadores, establecer y definir las líneas comunes con programación anual. También debe garantizar el intercambio de información y comunicación entre las diferentes instituciones, de manera que cada uno se ocupe de sus tareas, para asegurar un perfecto plan de emergencia.

Es conveniente elaborar anualmente un informe sobre la aplicación de la normativa en este ámbito, destacando, por otra parte, los códigos de conducta y acuerdos sindicales.

Tal como fue pensado, los responsables tienen el propósito de planificar, dirigir y controlar la eficacia de todas las actividades de prevención de enfermedades y accidentes de trabajo, la dirección y la planificación de las actividades de vigilancia.

En el texto, sin embargo, se ilustran los pasos tomados para garantizar la seguridad del lugar de trabajo. Esto presupone, entre otras cosas, una capacitación adecuada para los gerentes, los trabajadores y los representantes de los trabajadores: control de salud dependiente; planificación y aplicación de medidas destinadas a garantizar la seguridad en el trabajo, incluso mediante buenas prácticas; sustitución de objetos peligrosos por objetos menos peligrosos; evaluación de cualquier riesgo para la seguridad de las personas y, en consecuencia a la reducción del número de personas expuestas a estos riesgos.

Además, todo esto es obligatorio para una acción preventiva, destinada a proporcionar el conocimiento adecuado a los trabajadores en los casos de emergencias.

La ley consolidada, entonces, impone limitar la enseñanza de cosas menos importantes, para educar a los trabajadores en todas las medidas de los planes de emergencia, que deben ponerse en práctica en caso de evacuación necesaria (por ejemplo, en casos de incendio).

Los trabajadores no deben en ningún modo ser motivo de cualquier pago o carga financiera para la ejecución de medidas relativas a la higiene, la seguridad y salud en el trabajo.

Líderes y empleadores, por supuesto, están obligados a cumplir con todas las obligaciones. Estos son los más importantes: proporcionar dispositivos de protección para los trabajadores.

Hay que tener en cuenta las condiciones y capacidades de los trabajadores en los lugares de trabajo, así como su cuidado para aplicar y poner en práctica medidas preventivas, tales como la evacuación del lugar de trabajo, la lucha contra el fuego, el primer rescate, recuperación y gestión de planes de autoproteccion.

Importante es también nombrar a un médico competente que se ocupará de todos los temas de salud: tomará todas las medidas necesarias para permitir el acceso a áreas peligrosas, permitiéndolo solo a trabajadores que tengan capacitación específica; informará a los trabajadores que estén con algo que pueda ser seriamente peligroso; permitirá a los trabajadores llevar a cabo las visitas médicas obligatorias proporcionadas por los planes de vigilancia de la salud; exigirá a todos los empleados cumplir con las normas y reglamentos de la empresa en materia de salud y seguridad en el trabajo, imponiendo, por ejemplo, el uso de todos los dispositivos y medios de protección, tanto individuales como colectivos; y finalmente tomará todas las medidas apropiadas para monitorear situaciones de emergencia y alertar para que los trabajadores conozcan todos posibles riesgos a los que están expuestos.