¿Qué tener en cuenta al elegir las vacaciones de verano?

A medida que se acercan los meses de verano, es importante ir planteándose y eligiendo el destino por el que optaremos para descansar y desconectar de todo el estrés acumulado durante el año. Debemos tener en cuenta varias condiciones que se dan durante esos meses: las temperaturas ascienden llegando a cuotas desagradables en ciertos núcleos urbanos, numerosos destinos de playas de baja calidad sufren de turismo masivo, y los precios de vuelos y hoteles ascienden por momentos. A continuación vamos a pensar en algunas variables de las que va a depender nuestro viaje.

Variables que condicionan el viaje

Si no estás seguro sobre qué camino quieres tomar una vez llegue el verano,  puedes tomar algunas ideas de este post. Estas son las cosas que tendrás que tener en cuenta para elegir tu destino:

Fechas del viaje

El precio de los hoteles y vuelos cambia considerablemente dependiendo de las fechas elegidas.  La temporada alta hace que los precios se disparen  y los lugares turísticos se conviertan en aglomeraciones, lo que provoca que cada vez más gente elija meses no tan solicitados como son septiembre y julio.

Agencia de viaje

Si dos personas distintas eligen un mismo destino vacacional, pero su viaje se distingue en la agencia de viaje que eligieron, será muy probable que una de las dos pague un precio muy superior al de la otra y que además cuente con menos actividades que poder realizar. Muchas agencias de viajes como Gold Viajes ofrecen precios con descuento al dar varios servicios combinados como hotel +coche, actividades de aventura+vuelo+hotel, etc.

Destino

El destino, también es una variable importante para considerar el precio: muchas familias con niños prefieren no ir demasiado lejos, como puede ser algún destino dentro del panorama nacional. En estas ocasiones lo más común es elegir destinos de playa que satisfagan las necesidades de todos los integrantes y que, como hemos dicho anteriormente, suelen estar saturados por su alta demanda y bajo precio. Para parejas, lo mejor es recurrir a un viaje al extranjero que, aunque en principio demande un presupuesto mayor, recortando la duración del viaje  o cambiando la fecha nos aportará mayor calidad y nos dejará un muy bonito recuerdo.

Clima

Dependiendo del lugar que hayamos pensado para el viaje, podremos encontrar unas temperaturas mucho más agradables o incomodas. En numerosas capitales se da el caso de que las altas temperaturas y la ausencia de un lago o mar que aporte humedad, el calor es tan asfixiante que impide el turismo. Esto no quiere decir que sean malas opciones para visitar, sino que el momento elegido del año no es el más apropiado.

Tipo de alojamiento

La oferta de alojamiento es muy amplia y debemos elegir la que más se ajuste al viaje que tenemos en mente: apropiado para mascotas, para niños, si vamos en amigos o en pareja. De la misma forma, si queremos que el hotel nos brinde las comidas, cenas y desayunos, el precio será distinto al que solo elija media pensión.

Desplazamiento

Hay numerosas opciones para desplazarse en unas vacaciones, pero no todo el mundo conoce cómo ahorrar a la hora de seleccionar el medio:

  • En avión, podemos elegir los billetes meses atrás para poder ahorrar, y elegir una aerolínea que nos permita llevar al menos una maleta de mano para no tener que pagar más por facturar.
  • En automóvil, podemos compartir coche, ya que la opción de recurrir a un autocar para muchos es incómoda.
  • Otra opción, que nos permite ahorrar de gran forma, es alquilar un E-Vans. Esta es una forma de viaje muy cómoda si no nos vamos a desplazar muchos kilómetros que además, nos facilita el ahorro en los costes del hotel, no tiene horarios para los desayunos y nos permite ser mucho más independientes.

Espero que la lista de estas variables te sirva a la hora de tomar una decisión para poder ahorrar en tus vacaciones de verano.

Deja un comentario

Miles Sanders Jersey