Los 10 mejores consejos para proteger tu piel de los productos químicos

¿Sabías que los productos de limpieza para el hogar contienen una serie de productos químicos que pueden ser dañinos para la piel, especialmente si los usamos regularmente?

El dermatólogo Dr. Daron Seukeran, Director Médico del Grupo de Skyn, comparte sus 10 mejores consejos sobre cómo mantener la piel segura mientras se limpia.

  • Ventila tu espacio: Abre una ventana para asegurarte que el aire fresco circule mientras te limpias.
  • Guantes de goma: Los guantes de goma reutilizables son clave para evitar que los productos químicos entren en contacto con la piel, pero también la sobreexposición al lavado puede causar piel seca e irritada.
  • Proteger: Los productos que deben tenerse más en cuenta son los limpiadores de desagües y hornos, así como los limpiadores para inodoros, ya que a menudo incluyen sustancias químicas como el hidróxido de calcio y de sodio, que pueden causar quemaduras desagradables cuando entran en contacto con la piel.
  • Mantente hidratado: Es importante mantener la piel hidratada durante todo el día. Nunca subestimes la importancia de beber agua, que ayuda a mantener la piel lisa, elástica y firme. Hidrata tu piel con un buen hidratante.
  • Productos naturales: Busca productos de limpieza naturales u orgánicos, ya que no contienen los productos químicos que se encuentran normalmente en los productos de limpieza. No sólo es mejor para su salud, sino también para el medio ambiente.
  • Hecho en casa: Crea tus propios productos de limpieza naturales y no tóxicos usando ingredientes como el vinagre, el bicarbonato de sodio y el zumo de limón. Puedes encontrar mucha información por internet sobre los productos de limpieza hechos en casa.
  • Alergias: Los productos como los aerosoles de aire y los infusores perfumados, por muy agradables que sean, pueden causar problemas a las personas que tienen una alergia a las fragancias, y podrían empezar a desarrollar eccema facial si se exponen a estos productos.

Contacto con los productos de limpieza

Si entras en contacto con un producto de limpieza como la lejía, es importante asegurarse de lavarte inmediatamente con mucha agua limpia y evitar el uso de jabón, ya que puede aumentar la irritación de la piel.

Si experimentas daños en la piel como enrojecimiento, picor y dolor en la zona de la piel que ha entrado en contacto con el producto de limpieza, la mejor forma de calmar cualquier parche de piel roja es utilizando un humectante, pero en casos más graves como ampollas o hemorragias, puede ser necesaria una medicación más fuerte y aplicar una solución para la protección de la piel que contenga sulfato de zinc como la Septomida.

Play SEO Marketing