¡Viva la feria de abril!

feria de sevilla

Todo el año esperando a que llegue el cuarto mes, desde que pasa navidad estamos contando los días hasta que llega abril, es algo que no se puede evitar en Sevilla, todo buen sevillano desea que pase pronto marzo para meterse de lleno en abril y poder disfrutar así de una semana entera de ferias. En casa lo deseamos con impaciencia ya que tenemos una caseta de feria que ponemos todos los años y que nos arregla casi tres meses de sueldo.

Para los que vivimos de la feria es muy importante que haga buen tiempo, para que las casetas prefabricadas estén en perfecto estado es necesario que no llueva y sobre todo que no haya vientos muy fuertes, de este modo tenemos asegurado el lleno total durante gran parte de tarde/noche los siete días de feria, si por lo contrario llueve o hace mucho viento, en la caseta hace más frío que fuera y la gente no entra.

Llevamos toda la vida dedicándonos  a esto, mis padres tienen una taberna en el pueblo. Lo llamo taberna porque es lo que es, ni lo puedo calificar como bar o pub,  es una taberna como las de antes. De hecho tiene su encanto y siempre hay muchos clientes, incluso celebramos cumplamos de adultos y todo, ya sabéis, renovarse o morir.

Los mismos clientes que vienen durante el año a la taberna son los que abarrotan la caseta de Sevilla y es por eso que son tratados como de la familia.

La feria de abril trae a España muchos turistas y es reconocida mundialmente, basta que le preguntes a un guiri por Sevilla y automáticamente te va a contestar “olé feria de abril olé”. Esto hace que cada año muchos turistas visiten Sevilla y es muy bueno para la economía, la hostelería es la gran beneficiada en estas fechas ya que son los bares, restaurantes y hoteles son los que se comen todo el pescado, llenan durante toda la semana y eso es de agradecer.

Viajar a Sevilla en abril tiene muchas ventajas, no sólo que pasarás una semana inolvidable en Sevilla sino porque estarás cerca de lugares emblemáticos que podrás aprovechar a visitar como Granada y su Alhambra o Córdoba y su Mezquita, puedes matar dos pájaros de un tiro y visitar todo lo más interesante del sur que es mucho y muy bonito.

La feria tiene  muchas cosas interesantes, puedes subir a un coche de caballos y llegar a la feria como una verdadera reina mora, puedes pasearte por ella vestida de faralá con volantes y lunares y una buena flor en la cabeza, puedes ir a disfrutar de los cacharritos a la feria de noche, dar una vuelta en la noria o tirar una de las escopetillas de plomos en una de las cientos de casetas prefabricadas que encontrarás.

Puedes disfrutar de la música en directo o simplemente salir a pasear y empaparte del ambiente sureño, puedes sacarte una foto en la entrada de la feria donde millones de bombillas decoran con muy buen gusto para darte la bienvenida y puedes disfrutar de las romerías que tanto gustan a todo el mundo.  Y por supuesto no puedes dejar de ir a visitar a la Virgen del Rocío aunque no seas devoto. Hacer todas estas cosas fácilmente pueden tenerte ocupado seis de los siete días que dura la feria así que si te queda tiempo y ganas no olvides visitar Sevilla y su Torre del Oro, pasear por sus patios andaluces y deleitarte con sus rebujitos y sus tapitas.

flamenco