¿Por qué es importante denunciar todas las negligencias médicas?

negligencias medicas

Si has sufrido una negligencia médica es muy importante que la denuncies lo antes posible ante las  autoridades competentes. En algunos, las negligencias medicas (las más leves) son actuaciones incorrectas por parte del personal  sanitario hacia el paciente. ¿Qué quiere decir esto? Que el médico ha tenido un trato poco profesional con el paciente pero no ha habido consecuencias graves. -Si te interesa echar un vistazo a los casos más comunes, puedes echar un vistazo al blog de Atlas Abogados.-

Un ejemplo de una negligencia es cuando un diagnóstico tardío que conlleva un tratamiento tardío en una fase de cáncer, puede volver este terminal. Pero, en algunas ocasiones, los familiares están tan devastados o no tienen tanta información que  no denuncian.

 

Pero, ¿porqué es tan importante cada denuncia?

Por el afectado: la pérdida de confianza que se produce hacia el sistema sanitario, es una de las primeras consecuencias que afloran. Hay pacientes que después de alguna negligencia médica, han decidido no volver ni a revisiones o directamente les causa estrés pensar en temas de médicos.

El sistema sanitario y su personal están concebidos para resguardarnos y protegernos, cuando esta regla se rompe, el afectado se ve desolado  y tiene una crisis relacionada con su sentimiento de seguridad que afecta a toda la sociedad en general. Afecta directamente a la autoestima: el sentimiento de inseguridad y el estrés pueden llegar a afectarnos hasta en la personalidad. Al no sentirnos tan seguros nos podemos volver más reservados o dubitativos.

Las negligencias más graves, sin duda, pueden llegar a afectar en gran parte a nuestra calidad de vida. Nos referimos a los casos en los que tenemos que volver a pasar por quirófano, tenemos que alargar nuestra convalecencia, en los que nos quedan secuelas o las que directamente provocan la muerte.

Es, además, un gasto económico. Y es que si se produce alguna secuela o incapacidad podemos llegar a ver afectada hasta nuestra capacidad para trabajar.

Por la familia: una negligencia médica puede llegar a desestabilizar a toda una familia por completo. Desde tener que enfrentarse al fallecimiento prematuro de un familiar y a todo lo que conlleva el duelo; a verse cuidadores forzosos de personas que se han quedado en situación de dependencia, tener que volver a pasar por la ansiedad de otra operación y a la inseguridad de no saber si saldrá bien. El tener de repente a una persona en silla de ruedas les obliga a tener que  cambiar la infraestructura total de su casa para poder adaptarla a las nuevas condiciones, asumir gasto de medicinas o tener que lidiar con las consecuencias psicológicas del afectado.

Por el personal sanitario: cuando una persona sufre una negligencia médica y este caso sale en los medios de comunicación, todo el personal sanitario sufre las consecuencias. Se produce una pérdida de confianza en las instituciones, pérdidas de inversores  en la sanidad o incluso falsos juicios hacia personas inocentes. Incluso la institución o el personal que ha sido el responsable de la negligencia a la larga agradecerá que esta actuación se denunciase. Aunque quedar impune legalmente, no nos asegura liberarnos del sentimiento de culpa.

Finalmente es toda la sociedad la que se ve beneficiada: este tipo de actos no pueden quedar impunes. Ya sea por falta de medios económicos, falta de personal o mala praxis, una denuncia es una llamada de atención para que se le ponga remedio.

Ha habido casos de gente que no ha denunciado porque se sentían solos. Si ven que están apoyados y resguardados el proceso será mucho más fácil para ellos. Todos tenemos que entender que la sanidad es una de los puntos más fuertes de una buena sociedad, y por lo tanto cuidarla y respetarla como tal.

Por lo tanto es muy importante denunciar cualquier acción que consideremos negligente y si tenemos dudas ponernos  inmediatamente en manos de un profesional, un abogado negligencias medicas.

Miles Sanders Jersey