Descubre un tratamiento novedoso y natural para las arrugas de expresión

Los tratamientos estéticos están a la orden del día, ya no nos vale  con mantener hidratada nuestra piel, una buena alimentación y deporte. Cada vez más gente intenta retrasar la acción del tiempo y del estrés diario y evitar sus efectos visibles en nuestra cara en forma de arrugas, marcas de expresión,pérdida de firmeza o luminosidad.

 

En muchas ocasiones las arrugas se forman en nuestra cara debido a nuestra gesticulación, al estrés que soportamos y que reflejamos frunciendo el ceño o apretando nuestra dentadura. Estos micro gestos repetidos diariamente tienen un efecto permanente en nuestro rostro.

 

En la clínica de estética de Madrid BMC Biomedical vamos a proporcionar un tratamiento novedoso y muy efectivo para evitar que nuestro rostro refleje nuestra tensión, cansancio y devolverle su estado natural.

 

¿Qué es el tratamiento con Toxina botulínica?

 

Se trata de  una proteína de carácter natural que consigue, una vez purificada, relajar los músculos faciales. En estética se suele utilizar para inyectarla en pequeñas dosis consiguiendo disminuir las arrugas de expresión.

 

Se suele aplicar en zonas como el entrecejo para eliminar las marcas de expresión, disminuirlas y sobre todo  evitar la aparición de nuevas.

 

Tendremos que saber distinguir que no se trata de un material de relleno como podría ser el ácido hialurónico, no nos aporta volumen. Funciona relajando la zona actuando sobre los  músculos de la cara relajando estos y evitando que el impacto de las  contracciones de la piel  se note.

 

Gracias a la  acción de esta toxina nuestra piel se volverá más tersa y recuperará la luminosidad de antaño sin perder ni un ápice de nuestra expresión facial natural.

 

Se trata de un tratamiento muy seguro, el cual se ha estado realizando en Estados Unidos desde hace más de dos décadas con unos resultados excepcionales y que ni siquiera requiere una prueba anterior de alergias como ocurre con otras sustancias.

 

Al tratarse de una sustancia natural sus efectos son reversibles, nuestro propio organismo se encarga de asimilarla con el paso del tiempo.

 

El tratamiento  perfecto para las arrugas de expresión.

 

Aplicaremos esta toxina tanto en consulta como de forma ambulatoria en pequeñas dosis mediante microinyecciones sin anestesia y que son prácticamente imperceptibles si hablamos de dolor.

 

Estas inyecciones son de carácter superficial,en la  capa más externa de la dermis donde se localizan las arrugas faciales de expresión cómo puede ser el entrecejo y la duración del tratamiento no supera los quince minutos.

 

Una vez hecho podremos retomar nuestra vida normal aunque se recomienda intentar no hacer  ejercicio en las cuatro horas posteriores.

 

Es posible que se de algún pequeño hematoma si nuestra piel es más sensible a las agujas, estos son pequeños, desaparecerán en pocos días y se disimulan perfectamente con un pequeño toque de maquillaje.

 

¿Cuales son sus resultados?

 

Podremos  empezar a ver  sus efectos a partir del tercer día de su aplicación, estos irán aumentando  de forma progresiva en el tiempo hasta conseguir borrar las arrugas poco a poco.

 

Notaremos como nuestro  rostro más rejuvenecido y nuestra expresión facial mucho más relajada, consiguiendo tener un rostro mucho más descansado.

 

Es recomendable realizarse más de una  sesión para mantener las arrugas difuminadas y evitar la aparición de nuevas. Al principio deberá hacerse cada cuatro meses ya que nuestra piel no genera esta toxina y a partir del segundo año bastará con una aplicación cada dos meses.

Al  ser un producto natural nuestra piel lo absorbe por ello es recomendable, si queremos mantener sus efectos ir reponiendola cada cuatro o cada seis meses ya que sus efectos van disminuyendo hasta desaparecer totalmente.

 

¿Se puede combinar con otros tratamientos? por supuesto, de hecho si la usamos junto con tratamientos como rellenos, la Mesoterapia, la Radiofrecuencia o la Luz Intensa Pulsada (IPL) conseguiremos una sinergia de estos aumentando los resultados.

 

Su coste no es mucho más elevado que el del ácido hialurónico de nuestra clinica de estetica de Madrid, rondando los 200 o 300 euros por intervención.

 

 

Deja un comentario

Miles Sanders Jersey