Mitos y verdades de las escuelas Montessori

Mitos y verdades de las escuelas Montessori

No hay ninguna metodología más enigmática ni discutida como la del método que inventó Maria Montessori y que ahora se aplica en todas las escuelas Montessori. Y es que, aunque todos sepamos en lo que consiste no tenemos muy claras todas las características que conforman esta metodología.

En este post hemos reunido todas las posibles afirmaciones, mitos o creencias que circulan sobre este tipo  de educación para que, una vez lo hayas leído sepas diferenciar verdad de mito.

1. Se trata de una metodología moderna: Comparada con otro tipo de metodologías, se trata de una metodología joven. Fue María Montessori quién dió origen a este método publicando un libro hablando de él en el año 1924.

2. Los niños en el aula hacen lo que  quieren: Aunque tengan libertad para escoger cada día, las actividades del aula están todas supervisadas por el guia. Es decir, aunque el niño elija, todo lo que tiene a su disposición está previamente elegido. El docente se encarga de colocar solamente materiales adecuados y las instrucciones claras. A partir de ahí los niños serán los que decidan qué es lo que les apetece trabajar cada día.

3. Es cierto que en el método Montessori no usa métodos tradicionales como los  exámenes ya que este método no considera a estos un modo eficaz de evaluar los progresos de los alumnos. 

4. Es un método pensado solamente para gente de élite. Si que es cierto que la mayoría de estos colegios en España son privados o bastante caros porque  su método necesita mucha más  inversión. 

5. Se trata de un método que si lo aplicamos lo tendremos que aplicar en todos los ambientes. Al igual que con cualquier otro método, se podrán mezclar, aunque haya mucha gente que prefiera aplicarlo en todas las áreas. 

6. Los niños están en las aulas descontrolados. Que haya libertad de elección no significa que no trabajen de manera ordenada y disciplinada, que no se inculque respeto por los demás, por el medio ambiente.  Los docentes se encargan de enseñarles a trabajar en silencio, respetando a sus compañeros, a los los materiales con los que trabajan. Si que es cierto que los libros, los apuntes, los exámenes como tal no existen. Es un sistema que nació de la idea de potenciar el pensamiento libre del niño en vez de volverlo dócil y enseñarle a memorizar el contenido que le impone un adulto. Así, a la larga, serán capaces de discernir  y de elegir qué es lo que creen ellos correcto o no. Capaces de cuestionar conocimientos y de buscarlos por ellos mismos, en vez de limitarse a creer todos  los contenidos que ven (noticias, periódicos, etc).

7. Los niños están sobreprotegidos. Al contrario, este método  está especialmente pensado para volver a los niños mucho más independientes y críticos que con el sistema común. En este método aprenderán a enfrentarse a diferentes situaciones que les prepararán para futuros problemas y para resolver estos de manera adecuada e incluso creativa.

8. El método Montessori también se puede aplicar fuera de las aulas, en nuestras casas sin ningún tipo de material y aunque los niños vayan a un colegio tradicional. 

9. Solo sirve para unos determinados niños. Es cierto que en principio se creó para niños con necesidades especiales, pero se ha ido  generalizando al resto de  aulas con muy buenos resultados en todo tipo de niños.

10. Una vez hayan empezado en el método Montessori si se cambian de colegio fracasarán en el método tradicional. Como hemos dicho  antes este método  es perfectamente compatible con otro tipo de educación. De hecho este método de la escuela Montessori está hecho para hacer a los niños independientes y perfectamente capaces de desenvolverse en el mundo real. Por lo tanto serán muy capaces de adaptarse a las nuevas normas,instituciones y compañeros. 

Deja un comentario

Miles Sanders Jersey